Dentro de ese proceso de actualización de este tipo de edificaciones, en el centro de Bilbao, una comunidad de vecinos planteó el reto al estudio vasco Garmendia-Cordero Arquitectos de mejorar el acceso de su edificio para conseguir un recorrido directo al ascensor sin necesidad de utilizar las escaleras en un inmueble en el que éste, originalmente, quedaba ubicado en la entreplanta.

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-01

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-02

 

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-03
Después de estudiar todos los condicionantes, los arquitectos optaron por prolongar el recorrido del ascensor hasta la planta baja. Para acceder a él, se eliminó la escalera primitiva sustituyéndola por una más comedida y utilizando parte de su desarrollo original para acomodar una suave rampa que nos lleva hasta el desembarco del ascensor.

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-04

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-05

La idea, ante la escasa medida del ancho del portal , era aprovechar al máximo el potencial del ámbito de la escalera primitiva, buscando, como describen los arquitectos, “aprovechar toda la altura libre existente para conseguir una sensación espacial mayor”.
Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-06
Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-07
Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-08
De la misma forma, se planteo una división del espacio acorde a los 4 hitos que marcan el acceso al edificio. Una primera zona de umbral -el tramo de acceso desde la calle al portal propiamente dicho- seguida de un segundo espacio a modo de hall de espera y un tercero que introduce los distintos recorridos creados: escaleras, rampa y zona de buzones. Al fondo, ligado al desembarco del ascensor y las escaleras, aparece una última zona de espera.

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-09

A partir de esta distribución, se disponen los 3 materiales predominantes en el proyecto: Ligada a las zonas espera, aparecen piezas cerámicas de 50×100 cm., tanto en pavimentos como revestimientos verticales. En las zonas singulares -acogida y zona de escalera y buzones-, aparece madera de sucupira alistonada en paramentos verticales y felpudo de coco en pavimentos. Como elemento exento y ligero, queda la escalera, solucionada mediante una estructura metálica y una barandilla de vidrio.

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-10

Reforma-y-Acondicionamiento-de-un-portal-en-Bilbao-Garmendia-Cordero-Arquitectos-11

Una iluminación integrada y cuidada responde de igual manera a los diferentes tramos, utilizando apliques indirectos y tiras de led en las zonas de tránsito y luminarias suspendidas para las zonas más singulares.

Todo ello, en conjunto, acaba por dar dignidad, sobriedad y calidez a un portal que, al fin y al cabo, no deja de ser el primer y último contacto de cualquier usuario con el edificio.

Arquitectos /// Garmendia Cordero Arquitectos
Website ///  http://www.garmendiacordero.com/index.php
Localización ///  Bilbao, España
Año /// 2o15
Fotografías /// Carlos Garmendia Fernández