Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-01

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-02

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-03

La intervención ha tratado de reciclar y reutilizar la mayor parte de elementos preexistentes en el entorno. Las naves del matadero se han rehabilitado y adaptado como espacios de exhibición. Mientras, los trazados de agua de la acequia y el río próximos, se han incorporado al nuevo conjunto a través de un sencillo sistema de láminas de agua conectadas entre sí por un sistema de gravedad.

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-04

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-05

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-06

El museo ha sido concebido como un camino contemplativo del vacío y el silencio, en el cual el agua es el hilo conductor a través de los distintos espacios. En palabras del propio arquitecto, “el Museo del Agua es una obra simbólica en la que se rinde homenaje a este elemento, utilizándose su característica de conexión para marcar el recorrido entre los espacios arquitectónicos.”

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-07

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-08

En el acceso al conjunto se ha dispuesto una plaza de naranjos pavimentada con prefabricados de hormigón apilados y troncos de eucalipto de diferentes tamaños que se inundan temporalmente con el agua de la acequia, lo que configura un espacio con aspecto diferente a lo largo del día. La sombra y el olor a azahar de los naranjos, el sonido del agua al caer sobre los troncos del estanque y los reflejos del agua con la plaza inundada, crean una atmósfera refrescante antes de acceder al museo.

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-09
El ingreso se produce ocupando el patio del antiguo matadero con una nueva construcción en madera. Este pabellón alberga un espacio representativo dedicado al agua y se convierte en un hito de referencia en el paisaje. La construcción evoca la cubrición del Manantial de la Capuchina, una construcción del siglo XVIII realizada en madera que albergaba en su interior el primer nacimiento de agua en Lanjarón. El nuevo pabellón está concebido como un espacio para los sentidos, suspendido en el aire y con dos aperturas que permiten al visitante acceder al interior y participar de los efectos de luz y penumbra.

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-10

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-11

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-12

La intervención en las antiguas naves ha sido mínima y ha consistido en la demolición de las divisiones interiores, dejando a la vista las estructuras de paredes y cubiertas. Durante los trabajos , se pudo descubrir que originalmente la estructura pertenecía a un conjunto anterior de molinos de agua, lo que enriqueció el valor arqueologico de la intervención.

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-13

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-14

El agua vuelve aparecer como un elemento clave emergiendo del suelo de una de las naves para crear un sutil juego de reflejos sobre los antiguos murosCon el fin de contrastar los muros de piedra y ladrillo del antiguo molino, se han dispuesto de manera localizada paneles trasdosados en color blanco que enmarcan los lugares de la nueva intervención. En definitiva, se trata de adaptar una arquitectura industrial a unas nuevas demandas expositivas sin por ello renunciar a mostrar la esencia constructiva de las construcciones primitivas.

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-15

Museo-del-Agua-Lanjaron-Juan-Domingo-Santos-16

Arquitectos /// Juan Domingo Santos
Website ///  http://www.juandomingosantos.com
Localización ///  Lanjarón, Granada, España
Año /// 2o1o
Fotografías /// Fernando Alda