Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-01

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-02

El proceso de transformación duró más de dos años. La idea fundamental que guió toda la intervención fue la de entender la nueva casa – taller como una ruina habitada. En esta concepción, se entrelazan la visión brutalista que ensalza la potencia de las estructuras originales con el espíritu romántico que entiende la ruina en sí misma como un elemento con un fuerte valor estético. En ciertos puntos, incluso se llegan a dejar algunos elementos sin una función concreta más allá de la propia contemplación de la ruina como un elemento escultórico.

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-03

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-04

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-04

En primer lugar, se decidió demoler parte del antiguo complejo, buscando dejar las formas primigenias lo más puras posible. Se limpio  el cemento de los alrededores y el entorno fue transformándose poco a poco en un lugar verde: Eucaliptos, olivos, palmeras y cipreses fueron componiendo el jardín circundante mientras que diversas trepadoras colonizaban la vieja estructura de hormigón.

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-06

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-07

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-08

La concepción  de la casa tradicional con usos concretos y bien definidos desaparece para dejar paso a la idea de la casa como una yuxtaposición de espacios indefinidos en la que las estancias sirven para casi todo. Son marcos atmosféricos para ser habitados. Cada cual de ellos, cualificado por su dimensión, su luz y su relación con la estructura original y el exterior, resultará único. Será el habitante el que decida, en función de su estado de ánimo, que hacer con ellos.

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-09

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-10

Así pues, el programa se adapta de forma sutil a este nuevo entorno. Los usos más rígidos – oficinas, archivos …- se ubican en los silos reformados. Mientras, el resto de programa, más libre y flexible, se ubica en las grandes estancias que tiempo atrás fueron las salas de maquinas.

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-11Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-12

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-13

En todo el proceso se adoptó una actitud sencilla y minimalista. Materiales pobres y austeros, -acordes a la esencia original de la cementera-, dominan la intervención. Se rechaza la apariencia de lujo convencional: Se entiende que éste esta, no tanto en los materiales de los que se dispone, sino en la manera de vivir, en la dimensión del espacio que se habita y en la flexibilidad que éstos sean capaces de  admitir.

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-14

Casa–Taller-de-Arquitectura-Ricardo-Bofill-15

Arquitecto /// Ricardo Bofill
Website ///  http://www.ricardobofill.es/
Localización ///  Sant Just Desvern (Barcelona), Cataluña, España.
Año /// 1973
Fotografías /// Ricardo Bofill Taller de Arquitectura