Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-01

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-02

La intervención ligada al ámbito del Baluard arranca en el punto en el que finaliza la plaza Llorenç Villalonga, realizada hace aproximadamente ocho años. Abarca una extensión de cerca de 18.000 metros cuadrados, en los que se incluye el espacio resultante del derribo de las viviendas militares que se construyeron superponiéndose a los restos de las murallas.

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-03

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-04

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-05

Tal como explicó el propio Torres, el proyecto trata de recuperar y poner en valor lo que ya había: “La muralla ya estaba, oculta primero por las moles de cemento y olvidada después del derribo de éstas. Lo único que hemos hecho ha sido otorgarle una nueva vida, la hemos resucitado y cambiado su naturaleza de militar a ciudadana”. También, como premisa fundamental de la intervención, se buscó en todo momento la continuidad en el tratamiento arquitectónico de esta nueva zona con el resto de tramos ya ejecutados.

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-06

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-07

El jurado de los prestigiosos premios FAD de Arquitectura 2014 decidió seleccionar el proyecto como uno de los tres finalistas en la categoría de Ciudad y Paisaje. En su valoración, destacaron que “el acertado diálogo entre la nueva materialidad y la existente, así como la habilidad en las geometrías empleadas, logran culminar con éxito la recuperación de un área que relaciona el mar y la ciudad”.

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-08

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-10

Además de la restauración y limpieza de todos los elementos arquitectónicos y arqueológicos, se recupera el lienzo de muralla original situado justo enfrente de la C/ Bala Roja, el cual se encontraba oculto por un transformador que ha sido trasladado. Entre el Baluard y un tramo de muralla rescatada se ha construido una escalera que conecta con el foso que, a su vez, sirve de nexo de unión con el Parc de la Mar. Los nuevos recorridos se marcan y acompañan con sutiles alineaciones de árboles y unas nuevas luminarias que, junto con los focos bajos empotrados en los muros, dan lugar a una sugerente y cuidada iluminación.

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-11

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-12

De las siete fases previstas en el plan director, aún faltan dos por realizar. Una de ellas corresponde al tramo que da acceso a la catedral, justo debajo de las escaleras de Bennàssar. Debido a que es el lugar que visita un mayor número de ciudadanos y turistas, tal vez debería haber sido el primero en ejecutarse. Hasta que las autoridades no se aventuren a llevarlo a cabo, la intervención -al no llegar a abrirse completamente a la ciudad-, no terminará de adquirir su nueva y ansiada vocación ciudadana.

Baluard-del-Príncep-Martínez-Lapeña-Torres-Arquitectos-13

Arquitectos /// Martinez Lapeña – Torres Arquitectos 
Website /// http://www.jamlet.net/
Localización ///  Palma de Mallorca, Baleares, España.
Año /// 2o13
Fotografías /// Gabriel Ramón